Un poco acerca de mi y de mi pequeño mundo

 

 

Hola, soy Nux. Me acerqué a esto de las miniaturas de forma casual, como haciéndome la despistada, y sin ser consciente de ello este mundo tan pequeño me atrapó en sus redes. Las miniaturas crean adicción pero de la buena, de la que saca lo mejor de ti, de la que te sosiega y logra que te transportes a otra dimensión con sus peculiares características. 

 

  

 

Las miniaturas me permiten expresarme desde mi yo adulto para acercarme a la ingenuidad de una infancia que nunca perdí y es que mis composiciones tienen algo de naïf, de la sencillez que brota de la pretensión de jugar, de divertirme y emocionarme con cada nuevo proyecto. Creo con pasión y desde la pasión porque sin ella no sería capaz de hacer que mis manos y mi imaginación se pusieran en movimiento.


 

 

 

 

  

Mis escenas cuentan pequeñas historias, relatos que nacen inevitablemente para acompañarlas y sin cuya compañía quedarían incompletas. 

 

 

 

 

  

Mis trabajos tratan de aunar todas las disciplinas que me han fascinado a lo largo de mi vida, el arte y la literatura, la historia, el cine y la fotografía, el mundo de las antigüedades, el coleccionismo, las muñecas y los juguetes hechos de forma artesanal. 

 

 

 Soy autodidacta, me gusta experimentar y crear de forma absolutamente intuitiva. No planifico sino que me dejo llevar por el propio proceso creativo. En ocasiones un personaje, un pequeño relato que escribo me lleva a crear una escena. Otras veces la propia escena, a medida que surge, me sugiere qué contar. 

Erase una vez...

Erase que se era...